Los negocios de Sodi corren con el nuevo Autovelox

de Il sole 24 Ore

Después de tres años de investigación y desarrollo, llega al mercado el autovelox de nueva generación, de vanguardia a nivel internacional, “diseñado” por uno de los líderes del sector, la empresa Sodi Scientifica de Calenzano (Florencia): compacto y ligero (el peso es más reducido que el 7000), se puede usar en puestos fijos como móviles, no tiene cables de conexión (es el primer instrumento inalámbrico) y se controla mediante una tableta.

Pero, sobre todo, gracias a las tecnologías láser desarrollada por la empresa de Florencia creada en 1964 – que ha inventado y registrado la marca Autovelox, hoy nombre comercial de los medidores de velocidad en carretera – puede detectar vehículos en secuencia en uno, dos, tres y hasta cuatro carriles, tomando fotografías digitales de alta resolución (y oscureciendo automáticamente los vehículos que no cometen infracciones, respetando la política de privacidad).

Por consiguiente, se advierte a los automovilistas: el autovelox es bidireccional, y por lo tanto “ve” los vehículos que transitan en ambos sentidos de marcha. La tecnología patentada por Sodi Scientifica ha sido denominada Tof (time of flight, porque mide el tiempo de vuelo-luz creado por el rebote del rayo láser) y amplia el espectro innovador de la empresa que acaba de cumplir 50 años de vida: Sodi fue la primera empresa del mundo, en los años Noventa, que desarrolló la tecnología láser para detectar electrónicamente las infracciones del código vial.

El nuevo instrumento, bautizado Autovelox 106 y homologado por el ministerio de Transporte el 6 de agosto pasado, ha sido presentado hace unos días en Riccione en ocasión de las Jornadas de la Policía local, y ya ha sido probado por los inspectores municipales de Prato (además del exceso de velocidad permite detectar los vehículos sin seguro).

Sodi Scientifica apuesta por este instrumento para aumentar el desarrollo. «Tenemos grandes expectativas, en Italia como en el extranjero – explica Paolo Sodi, director ejecutivo de la empresa familiar – porque el Autovelox 106, concentrando toda la experiencia acumulada en 50 años de actividad, está destinado a representar el nuevo punto de referencia del mercado».

Para crecer Sodi Scientifica, cuatro millones de euros de facturado con el 20 % extranjero, apunta principalmente a los países árabes y asiáticos, también porque «en la Unión Europea, explica
Sodi – cada país tiene normas técnicas diferentes para el uso de los autovelox».

Entonces, es mejor dirigirse a los países árabes que exigen calidad, incluso desde el punto de vista estético: y es por ello que el Autovelox 106 presta gran atención también al diseño